Fajas para embarazadas: ¡ideales para cuidar tu espalda!


En el embarazo nuestro cuerpo comienza a cambiar dramáticamente de un momento a otro y aunque al principio estos grandes cambios no son muy notorios, sólo basta con llegar a nuestro cuarto mes de embarazo para sentir cómo nuestro bebé está creciendo y con él, nuestra pancita. Es entonces cuando sentiremos que las cosas se han puesto un poco más “pesadas” y debido a la incomodidad que trae consigo el gran tamaño de nuestro vientre, podemos sufrir de algunas molestias y dolores difíciles de soportar.

Por ello, necesitamos nueva ropa interior que se adapte a nuestro nuevo cuerpo, nos ofrezca un mayor grado de comodidad y confort, y nos permita estar más contenidas y placenteras. Las fajas para embarazadas son una de las mejores opciones que podemos usar como ropa interior de apoyo, ya que están especialmente diseñadas para ayudar y aliviar los dolores y molestias típicos del embarazo.

Muchas veces no sentimos la necesidad de usarlas porque los músculos de nuestra pancita actúan como un sostén natural; sin embargo, algunas de nosotras podemos desarrollar una musculatura abdominal relajada en exceso o dolores en la espalada por el volumen de la panza. Y es ahí cuando las fajas para embarazadas resultan de gran ayuda, pues sujetan el abdomen y nos ofrecen una sensación de ligereza al andar, para que el peso de la panza no recaiga sobre la pelvis.

Las fajas para embarazadas son elásticas y se adaptan perfectamente al tamaño y crecimiento de nuestra pancita, por eso es importante conocer todos sus beneficios y elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades. A continuación te traemos toda una guía especial para que conozcas los modelos que existen y cuides de ti y de tu espalda.

¿Cómo deben ser las fajas para embarazadas?
Las fajas para embarazadas deben estar diseñadas especialmente para el embarazo y según el cuerpo y las características de cualquier mujer que esté esperando un bebé. Algunos diseños de fajas para embarazadas se asemejan muchísimo a los modelos de braguitas altas y ajustadas, pues cubren el estómago hasta llegar por debajo del busto y recogen toda la pancita. Otros diseños sólo se limitan a una franja ancha que se ajusta por debajo del vientre para brindar soporte en esa zona específica.

En cuanto al borde inferior de las fajas para embarazadas, éstos pueden variar. Algunos modelos sólo llegan a la cintura, mientras que otros pueden ser como un par de bragas normales o llegar hasta la mitad del muslo. A pesar de que son muchos lo modelos de fajas para embarazadas, lo importante es escoger una que sea elástica y nos garantice suficiente capacidad para el crecimiento de nuestra pancita.

Disfruta de tu embarazo con el uso de fajas para embarazadas, pues te ayudarán a soportar el peso de tu pancita y a mantener una postura adecuada.

Cuida tu espalda usando fajas para embarazadas
A medida que nuestro embarazo avanza, debemos ser más cuidadosas con nuestro cuerpo, especialmente porque a partir de nuestro quinto mes de embarazo el peso y el tamaño de nuestra panza se hace cada vez más evidente sobre nuestra espalda. Debido a que este peso tiende a doblar el cuerpo hacia atrás, nuestra espalda sufre una desviación que nos provoca dolores, sobrecarga y problemas musculares que resultan muy incómodos e insoportables.

¿Para qué sirven las fajas de embarazadas?
Contrario a la fajas que se usan para moldear el cuerpo, este estilo de fajas en particular sirve como apoyo y soporte de la pancita para proporcionar una buena sujeción a lo largo de la pelvis y así poder elevar el estómago. La parte posterior tiene la importante tarea de proporcionar soporte y estabilidad lumbar, el cual ayuda a aliviar el peso que muchas veces sufrimos las embarazadas en la espalda.

Las fajas para embarazadas están especialmente recomendadas para aquellos embarazos múltiples en los que la panza puede llegar a tener un peso considerable. También son ideales para aquellas mujeres que han tenido varios hijos y las que ya padecen problemas de columna.

Están diseñadas especialmente para usarse en el embarazo.
Las fajas para embazadas son sumamente elásticas para adaptarse mejor al crecimiento de la panza.
Se ajustan según sea la forma y tamaño de la panza mediante el uso de cintas con velcro.
Son perfectas para corregir la postura y proteger la columna vertebral.
Brinda un soporte abdominal que sujeta la pancita y la eleva.
Proporciona un gran alivio para puedas descansar la espalda y la cintura.

Beneficios de las fajas para embarazadas
Las fajas para embarazadas son una de las prendas más funcionales y útiles del embarazo, ya que al levantar todo el abdomen, la presión del peso adicional de la panza se distribuye uniformemente y esto disminuye la cantidad de presión a la se ve sometida nuestra columna vertebral.Además de mantener la zona de tu espalda protegida, algunas fajas para embarazadas aumentan la circulación, lo que también contribuye a disminuir la aparición de calambres en las piernas. Sea cual sea el diseño que elijas, todas las fajas para embarazadas aportan múltiples beneficios para tu salud y para la de tu bebé. A continuación te diremos cuáles son los más importantes.

  • Ayuda a aliviar la sensación de peso en la parte baja del abdomen.
  • Reduce la compresión que ejerce el bebé sobre el pubis y la zona pélvica.
  • Sirven como apoyo para el vientre y la espalda.
  • Alivia los dolores de espalda y de lumbago, así como el de nervio ciático.
  • Reduce el riesgo de aborto.
  • Corrige y mejora la postura manteniendo la espalda recta.
  • Se adaptan al crecimiento paulatino de la panza .
  • Son cómodas y fáciles de usar.
  • Alivian la presión y el peso.

Las fajas están especialmente recomendadas para embarazos múltiples en los que la panza puede pesar mucho más.

Tipos y diseños de fajas para embarazadas que puedes comprar
Actualmente las fajas para embarazadas se han convertido en una de las prendas más útiles e importantes para usar durante la dulce espera, por ello muchas marcas importantes han desarrollado diferentes tipos y diseños, que van desde las que cubren solamente la zona pélvica, hasta las que cubren la pancita por completo.

Conocer los tipos y diseños que existen nos ayudará a elegir la que mejor se adapta a nuestras necesidades y para ello debemos tener en cuenta ciertos aspectos importantes, como los materiales con los que ha sido confeccionada, el tipo de cierre, el tipo de sujeción y por supuesto, la talla. De cualquier forma la comodidad dependerá siempre de las necesidades de cada mujer, por eso te recomendamos que pruebes varias de ellas hasta dar con el modelo que te resulte más cómodo.